Economix – Episodio 2 – Hiperinflación

Segundo episodio de Economix en donde charlamos sobre la Hiperinflación argentina en el ’89.

Nos acompañan Manuloop, Gustavo Lamas, Lautaro Nuñez de ArcoAlejandro Bercovich, twitteros varios y hay música especial de Gabi Lucena.

Lo podés escuchar en el link de abajo o descargar acá

Screen Shot 2014-10-24 at 9.27.23 AM

Advertisements

6 thoughts on “Economix – Episodio 2 – Hiperinflación

  1. Anécdotas twitteras de la hiper:

    belén ‏@condobleene
    con mis hermanos, jugábamos a encontrar el precio más barato en las góndolas del Carrefour de Vte López

    Pili ‏@pilargiri
    ir al super y agarrar productos bien rápido antes de q pasara el remarcador

    olivera ‏@exabruptos
    mi sueldo al paralelo en el pico, USD110
    había un chiste en la época que no recuerdo bien, pero remataba algo así como “fideos hasta el techo”
    cobrábamos y salíamos corriendo a comprar electrodomésticos. me acuerdo que el carrefour que estaba en V.López se vaciaba.
    yo recuerdo una imagen de un tipo en un carrefour con 4 ventiladores de mesa (4!) en un carrito a falta de otra cosa
    perdón, no era carrefour. creo que se llamaba Gigante en esa época. donde está el carrefour.

    alejandro radonjic ‏@alejo_radonjic
    Broda sacaba dos indices de precios…por día. uno a la mañana y otro a la tarde.

    P. Ricatti ‏@pricatti
    cantaban el precio del pan en la radio… es mi testimonio, lo recuerdo, en la casa de mi abuelo, el viejo puteaba a la radio cada vez que pasaban el precio y miraban PF7D (plazo fijo a 7 días)

    Cushioned Leo ‏@LeoPerrotta
    Blaisten Caballito, lista de precios a la mañana y otra lista de precios a la tarde.

    Santiago Rodriguez R ‏@srodriguezrey
    mi primer mascota fue una tortuga que compró mi vieja cuando le pagaron una guardia porque no sabia en que gastar la plata
    sigo teniendo a Sonia, la tortuga. cuando convertibilidad casi pierdo 50 pesos por no querer cambiar uno de 500.000 australes
    le escondí el billete a mi viejo y tuvimos una larga charla de porque 500.000 era más que 50, tenia 9, medio boludon lo mio.

    Juan Pablo Serra ‏@secter
    El peugeot 505 pasó en unos dos meses de USD 25.000 a USD 12.000.
    Tamara Tenenbaum ‏@tamtenenbaum
    Ahí me mandó por SMS una: la vez que se peleó con mi papá porque no fue a comprar pañales a la mañana.
    Y tuvo que ir ella a pagar el precio de la tarde.

    Fernando Amador Agra ‏@feraagra
    si me permiten, ahorraba en pañales descartables, para mi hija mayor que nació en sept 89.

    Ergasto Riva ‏@ergasto
    Café en un bar de La Plata tipo el Caravelle pasó de 80 a 200 de un viernes a un lunes. Y empezaron a ofrecer café de filtro a 100.

    Mauricio Buchovsky ‏@mauribf
    mi primo, en esa época estudiaba de ingeniería “inventó” una calculadora para los carritos del super. El profesor robó la idea y la vendió

    Gabriel Sánchez ‏@GabrielSnchez17
    Comprabas dólares, obvio. O sino ropa, cuyo precio estaba dolarizado. Y si conseguías meter compra con tarjeta, fiesta!
    Taxistas a mitad de jornada iban a cambiar recaudación por dólares… En julio 89 inflación mensual fue 200%
    El q vendía camisa dolarizada llamaba a casa de cambio p/pedir cotización y metía recargo p/cubrir deva esperada diaria
    Recuerdo tb fiesta de recibida de la facu en Dic. 89 con “champagne” Santa Ana y Felipe de Alvear, vinagre con burbujas

    ManhattanRuiz ‏@Iron_Hic_Man
    recuerdo un bar “solidario”que salió en la tele porque había bajado los precios nominalmente. Supongo que el chiste duró un día

    Pilar Orsini ‏@pilarorsini Tweets Protegidos
    yo recuerdo que el paseo era ir con mi papá a cargar nafta antes que aumente, hacer cuadras de fila y en el medio entretenernos
    recuerdo preguntarle a mi papá todas las semanas si había “salido” un billete nuevo (de + denominación) y los coleccionaba

    Ana Carolina ‏@acanacaro
    Era 1989 y la búsqueda del precio accesible hizo que en casa se adquieran bolsas mayoristas de paragüitas. ¡Bolsas!
    ¿cómo por qué? Era lo que podíamos pagar con la guita que había. Hiperinflación + desesperación + hambre = paragüitas.

    Sergio ‏@econ_climb
    1/2 del 89, una de las cosas que pensaba comprar con mi primer sueldo de cadete era un CD doble (101 – Depeche Mode). No me alcanzó

    RM ‏@romundi
    mi primer trabajó lo empecé en nov88. en el 89 llegué a cobrar 40USD. El día que cobraba, compraba USD e iba vendiendo para vivir.

    Karina Galperin ‏@kgalperin
    mis viejos se fueron de viaje y antes me dejaron bastante plata para comprarme ropa. No compré. Cdo volvieron era la nada misma.

    Like

  2. A mí me pasó al revés. Hice una suplencia en Radio del Plata y un bolo en Canal 13. Me pagaron, como marcaba la norma, el “anticipo a cuenta”. A cuenta de nada porque no seguí, entonces no me lo pudieron descontar. Como era suma fija, cobré el triple de lo habitual.

    Like

  3. Nuevas aventuras de la hiper:

    #CiprianoReyes Puri ‏@SoyPuri

    Me recordaste un episodio bochornoso en el Carrefour Vte López en plena híper de Erman González. Veré si Superyó me deja contarlo.
    Amigo y 2 cómplices hacían compra pre viaje mochilero al Sur en el Carrefour ViLo. Latas, pastas, lo usual. Y pilas para linternas.
    Las alcalinas estaban caras. Intentaron cambiar las etiquetas de precio: habían puesto esas troqueladas que se rompen al despegarse
    Tomaron la única decisión económicamente racional: llevárselas sin pagar. Mientras tanto, iban llenando el changuito de alimentos.
    Al llegar a la caja, pasaron todos los alimentos y pagaron, pero antes de poder salir del lugar los invitaron a pasar a un cuartito
    Allí, Carrefour violó sus derechos humanos y los sometió a un strip search, que dio positivo de pilas, medias, desodorantes, libros
    Sin reparar en garantías constitucionales, Carrefour fijó como caución por las mercancías expropiadas el changuito que estaba pago.
    Mientras los capitalistas franceses mantenían a los víveres como rehenes los damnificados tuvieron que reunir el dinero del rescate
    Para ello, debieron recorrer la Gral. Paz hasta Lugano, para hacerse de un dinero que estaba destinado a la compra de zapatos.
    De regreso en el Carrefour ViLo, entregaron la fianza para obtener la libertad de los alimentos. Fueron invitados a no regresar.

    Like

  4. Esto no tiene relación con las hiper, pero al año siguiente de ellas entré al CBC de Economía.
    Como tenía que viajar al Mundial antes de que terminara el primer cuatrimestre, dos profes me tomaron el segundo parcial por adelantado. El de Economía, a la vuelta, por lo que partí a Europa cargado de apuntes.
    Viajé por Pluna, que me dejaba en Madrid y de ahí a Roma, en tren. Con varias combinaciones: en Barcelona, Avignon y Ventimiglia, donde por pocos segundos lo perdí.
    Tomé el de la 1 de la matina para bajar en Génova o Milán y de ahí a la capital.
    Mi entonces compañero, el Tano Fazzini, me había llenado la cabeza con que los marroquíes eran chorros. ¿Qué pasó? Se abre la puerta del camarote y entran cinco marroquíes dirigidos por otro. Quedé “rodeado”. Encima no entendía un pomo lo que hablaban porque su francés estaba deformado por el acento árabe.
    No quería ni mirar. Hundí la vista en mi apunte de Prebisch. Cuando se terminó, lo empecé de nuevo. Y otra vez. Y otra. Y otra.
    Al llegar a Génova, pegué un salto, agarré la valija y me largué del tren. Iba a esperar tres horas el próximo pero, como no arrancaba, corrí hacia otro vagón. Busqué camarote y seguí hasta Milán. Eso sí, cambié de apunte.
    Pero adivinen cuál fue el tema que elegí cuando dí el examen.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s